(+34) 626 15 94 17 info@chanojimenez.com

Tecnología en los Centros de Fitness

Lucas Leal

Cuando creamos SLOWTRAINING uno de nuestras propuestas diferenciales clave fue la de introducir una pantalla con un “software” en cada una de las diferentes máquinas del centro. Éramos conscientes que dicha tecnología debía utilizarse de forma diferente a lo que muchos centros de Fitness lo estaban haciendo, lo que significaba, que para nosotros utilizar la tecnología y la informática no era sólo un tema de moda relacionado con la conectividad a internet, TV,…típica de las salas cardiovasculares, sino que queríamos introducir un sistema de medición de los parámetros más medibles y necesarios para poder garantizar una optimización en la ejecución del ejercicio, intensidad y medición de resultados.

Éramos conscientes que para que la tecnología tuviera éxito y fuera utilizada por el cliente, debía estar integrada en la esencia de la metodología de entrenamiento y no ser un simple accesorio “fashion”.

Utilizamos la tecnología para aspectos vitales que son pasados por alto en los gimnasios:

- PROGRAMACIÓN DE SESIONES DE ENTRENAMIENTO

Los clientes ya no utilizan papel para seguir una rutina de entrenamiento. El entrenamiento a realizar lo programa su entrenador y cada vez que el cliente inicia su sesión en el centro, aparece el programa a realizar aquel día en cada pantalla.

El entrenador junto con el cliente, modifican los ejercicios y las sesiones cuando consideran oportuno.

- AJUSTES DE CADA EJERCICIO

Uno de los problemas más comunes en la sala de fitness, es el ajuste de las máquinas y el peso recomendado a utilizar.

Por esta razón creamos un software donde el cliente podía no sólo saber los ajustes individualizados en cada máquina, sino el ritmo a seguir y los datos de la sesión anterior en aquel ejercicio.

Además, en función de los resultados de la sesión anterior, el software calcula el peso a utilizar, incrementando o disminuyendo la carga recomendada para la máquina

- COMPARATIVA DE RESULTADOS

Tener datos de las sesiones es clave para poder ver la evolución. Por esta razón, el sistema de guarda los registros de repeticiones, tiempo y carga utilizada en la realización de cada ejercicio, tiempo total, densidad de entrenamiento… y lo guarda tanto en la tabla de sesión diaria, como en un cuadro de evolución, el cual envía por mail al finalizar el ejercicio.

Cada cliente, en su acceso personal puede acceder a su evolución numérica y gráfica en cada ejercicio y programa de entrenamiento.

Es clave que los clientes puedan valorar y comparar su evolución, ya que, en nuestro caso, vienen principalmente a ganar fuerza y condición física general. Además, lo hacen con sólo 1 o 2 sesiones de 30 minutos semanales y necesitan ver resultados.

De esta forma la tecnología cobra sentido y el 100% de nuestros clientes utiliza el software al entrenar. La calidad humana de los entrenadores y una metodología contrastada debe integrarse con la tecnología para que dicha unión genere sinergias y soluciones realmente eficaces para el cliente y no ser meramente una solución estética basada en la moda.